Saltar al contenido

Tipos De Control En La Administracion

El control se enfoca en evaluar y corregir el desempeño de las actividades de los inferiores para garantizar que los objetivos y proyectos de la organización se están realizando. Si deseas conocer mucho más sobre los controles administrativos y los procesos que se llevan a cabo en todas y cada una de sus fases, puedes empezar a formarte en la mejor escuela administrativa, Euroinnova. Son controles de adelanto que se ejecutan para supervisar el paseo de los procesos organizacionales antes que estos culminen, de este modo poder tomar medidas o marcar una exclusiva ruta. Por supuesto, este control deja sacar conclusiones sobre lo que salió bien y lo que se debe prosperar.

Cuando el control se aplica la realización del trabajo, la gerencia puede corregir los problemas en forma oportuna, antes de que se vuelvan enormemente costosos. El primordial problema de este tipo de control es que en el momento en que el gestor tiene la información el daño ya está hecho, esto es, se lleva a cabo después de la acción. Control preliminar, este género de control tiene sitio antes que principien las operaciones y también incluye la creación de políticas, métodos y reglas diseñadas para asegurar que las ocupaciones planeadas serán ejecutadas con propiedad. En vez de aguardar los resultados y compararlos con los objetivos es posible ejercer una influencia supervisora limitando las actividades de antemano.

Control A Corriente

Sobre todo, el control burocrático se encarga de comprobar la utilización de políticas, reglas, documentación escrita, sistemas de recompensas y todos y cada uno de los mecanismos formales usados en la empresa. Seguidamente, el control concurrente es el que se utiliza en el momento que se están haciendo los procesos. Por esa razón, se corrobora que exista disponibilidad de los recursos requeridos y el valor que esto implica.

En otras palabras, el control preliminar se efectúa para tener mayor certeza de que los resultados que se alcancen respondan a los resultados planeados. En este tipo de control el establecimiento de las políticas empresariales es fundamental para dirigir las acciones que se emprenderán en el futuro. Los tipos de control administrativo son las distintas formas que la empresa emplea para verificar que todas y cada una de las actividades se realicen según con el plan predeterminado. Se les conoce como controles de adelanto o controles cibernéticos, y inspeccionan el recorrido de los procesos organizacionales antes de que acaben, para tener tiempo de tomar medidas o forzar un cambio de ruta. Estos controles sólo dan resultado si se posee una retroalimentación adecuada.

Los Recursos, Las Actividades Y Los Desenlaces

El control de retroalimentación supone que se han reunido algunos datos, se han analizado y se han regresado los desenlaces a alguien o a algo en el proceso que se está controlando de manera que puedan hacerse correcciones. En segundo lugar, deben existir estándares o patrones establecidos para saber probables desviaciones de los resultados. Aparte de saber sobre qué es el control en administración, es pertinente comprender que este ha de ser económico, maleable y precautorio, complementariamente debe contestar a los objetivos organizacionales trazados.

Tiene dentro una aplicación basada en reglas y métodos, jerarquización descendente, descripción de cargos explicados, recompensa de salarios y pensiones, además de otros métodos formales que corrigen y evitan las desviaciones en los comportamientos y los desenlaces deseados. Es importante tanto para el mantenimiento del control de los proyectos que se debe cumplir, para supervisar los probables cambios del ámbito y por su parte de qué manera se desenvuelven los trabajadores en su área laboral. Dejando al fin y al cabo el control como toda acción correctiva que, desde la comparación entre el estado real y una misión o estándar predefinido, busca reducir o remover las desviaciones entre sí. Evaluar de forma regular las variaciones de los datos de insumos reales de los insumos planeados, y valorar el efecto en el resultado final aguardado. Realizar un terminado y cuidadoso análisis del sistema de planeación y control y también identificar las cambiantes de insumos más importantes. Por servirnos de un ejemplo, un gerente de ventas de una determinada tienda tiene la posibilidad de tener la política de que todo cambio en el valor, en relación a los precios publicados, debe ser autorizados por escrito por el gerente, esto es, a ningún vendedor de campo se le permite que altere algún precio.