Saltar al contenido

Tipos De Control Organizacional

No obstante la mayoría coincide en que es un sistema dinámico y también importante para el logro de misiones organizacionales, dichas metas provienen en un inicio del proceso de planeación como requisito básico para el diseño y app del mismo, dentro de determinadas condiciones culturales y organizacionales. Ningún control será válido si no se basa en los objetivos, por consiguiente es indispensable entablar medidas especificas de actuación, o estándares, que sirvan de patrón para la evaluación de lo predeterminado mismas que se determinan con base en los objetivos. Los estándares dejan la ejecución de los planes dentro de determinados límites, eludiendo fallos y, consecuentemente, perdidas de tiempo y de dinero.

Ello, dado que todos estos mecanismos formales determinan la manera de trabajar en todos y cada organización. Más que nada, el control burocrático se encarga de comprobar la utilización de políticas, reglas, documentación redactada, sistemas de recompensas y todos y cada uno de los mecanismos formales utilizados en la compañía. Básicamente, el supervisor verifica el trabajo de sus inferiores para asegurar que todo se efectúa de manera correcta. Se supervisa todo el trabajo para saber fallos en el tiempo oportuno. Esto deja garantizar la seguridad y la calidad de todas las etapas del proceso. En otras palabras, el control preliminar se efectúa para tener mayor certeza de que los desenlaces que se alcancen respondan a los desenlaces planeados.

¿qué Es El Control Administrativo?

Control a corriente.Este control se realiza a lo largo del proceso empresarial, o sea, a la par que están transcurriendo, a través de directivos o del propio personal operario. El Cuadro de mando se orienta hacia la reducción y síntesis de conceptos, es una herramienta que junto con el acompañamiento de las nuevas tecnologías de la información y comunicación, puede y debe ofrecer una información simple, resumida y eficiente para la toma de resoluciones. La uniformidad en cuanto a la forma de llevar a cabo estas herramientas es esencial, ya que esto dejará una auténtica normalización de los informes con los que la empresa trabaja, tal como hacer más simple las tareas de contrastación de desenlaces entre los diferentes departamentos o áreas.

Control preliminar, este tipo de control tiene sitio antes que principien las operaciones e incluye la creación de políticas, métodos y reglas diseñadas para asegurar que las actividades planeadas serán ejecutadas con propiedad. En lugar de aguardar los desenlaces y compararlos con los objetivos es viable ejercer una predominación supervisora limitando las actividades de antemano. Además de esto, los distintos tipos de control administrativo se emplean para saber que las tareas y acciones de la compañía vayan según lo que se ha planeado, así como para poder evaluar el nivel de eficacia de los resultados alcanzados. Se les conoce como controles de avance o controles cibernéticos, y inspeccionan el recorrido de los procesos organizacionales antes que terminen, para tener tiempo de tomar medidas o forzar un cambio de ruta. Estos controles solo dan resultado si se tiene una retroalimentación adecuada.