Saltar al contenido

Tipos De Cuentas Por Cobrar

Esto nos permite saber tanto la cantidad de veces en que se cobra a lo largo del periodo estudiado, tal como el tiempo que tardan los clientes del servicio en liquidar su deuda. No cobrar los créditos concedidos a tus clientes de una forma satisfactoria puede hacer que caigas en la insolvencia. Estas cuentas están disponibles en un periodo de tiempo mayor a un año y se presentan como activos no corrientes.

En el momento en que un cliente adquiere un producto y, al mismo tiempo, el proveedor emite una factura en pos del cliente, se crea una cuenta por cobrar, o sea, una deuda. Las cuentas por cobrar son uno de los conceptos más esenciales del activo circulante. Su relevancia radica en forma directa con el giro del negocio y la competencia.

Importante Antes De Seguir Con La Información Sobre

Ahora, para registrar el pago en efectivo, se va a cargar el importe en la cuenta de efectivo y se abonará el mismo importe en las cuentas por cobrar. En pocas palabras, las cuentas por cobrar mencionan al dinero que sus clientes del servicio tienen que por los bienes o servicios que le adquirieron en el pasado. Este dinero se registra comunmente como un activo en el balance; viven en la una parte de “activos corrientes” en su balance o plan de cuentas. A menos que su empresa ande estrictamente con dinero en efectivo, es probable que venda a sus clientes a crédito.

Es importante saber la diferencia entre Cuentas por Cobrar y Documentos por Cobrar, en tanto que los documentos por cobrar se enmarcan dentro de un marco legal (están amparados legalmente). Los documentos por cobrar más utilizados son el pagaré y las letras de cambio. El resultado de 68.2% es representativo de la dependencia que el capital de trabajo tiene en la inversión de cuentas por cobrar y en la influencia de las cuentas por cobrar en la composición financiera del capital de trabajo.