Saltar al contenido

Tipos De Dirección Administrativa

La dirección administrativa es aquella fase del desarrollo administrativo en la cual se ejecuta lo planeado y se identifican todas las habilidades de los individuos para llevar a cabo, de forma óptima y con la supervisión incesante de un líder,la realización de los objetivos establecidos antes. Otra característica de este estilo de gestión es que el director hace o siempre y en todo momento desea llevar a cabo la mayor parte de las actividades y que sus ayudantes ejecuten el trabajo, lo cual tiende a ser desepcionante para muchos empleados quienes no tienen la posibilidad de explotar su creatividad ni tomar resoluciones. Está en contacto directo con la multitud, tanto con los individuos, como con los grupos. Pronto revela, como aspecto productivo, que la multitud no está únicamente interesada en los objetivos de la empresa, tiene asimismo sus propios objetivos. Para poder encaminar el esfuerzo humano hacia los objetivos de la empresa, el administrador se da cuenta próximamente de que debe meditar en concepto de los resultados relacionados con la orientación, la comunicación, la motivación y la dirección. Una aceptable conducción administrativa, de hecho, comprende el desarrollo administrativo como un todo organizado y jerarquizado, y está capacitada para hacer los cambios oportunos que lo hagan perdurar o que lo acerquen al cumplimiento de sus objetivos concretos.

Una dirección eficiente, es la clave de la previsión y la anticipación empresarial y además de esto es el estímulo del capital humano, por medio de una comunicación eficiente con una conducción prudente alejada de los distintos defectos humanos. La dirección es de enorme vitalidad para el desempeño administrativo conveniente. Esta se ocupa de llevar a cabo los lineamientos de forma correspondiente y de esa forma obtener el más destacable desempeño de la composición organizacional. Hablamos de la autoridad que impone sus propias normas y decisiones sin hacer ningún género de solicitud a sus usados, lo que trae como resultado un ambiente laboral tenso y dictatorial, donde la inseguridad y la disciplina van de la mano.

¿qué Es La Dirección Administrativa?

Aquí luchamos con las cosas y inconvenientes “como son realmente”. Por lo mismo, nos encontramos en la etapa de mayor imprevisibilidad, rapidez y explosividad, donde un pequeño fallo puede ser en ocasiones difícilmente reparable. Dicho estilo de dirección contribuirá en gran medida a la consecución de los objetivos y al clima laboral de la empresa.

Y es que, además de tener como característica primordial el de la igualdad y la justicia, es un liderazgo que toma resoluciones en grupo y comunica todo lo que se hace a sus colaboradores, sin por ello afectar la jerarquía de la empresa. Este líder tiene un reconocimiento y respeto de su personal, en tanto que los incentiva a esforzarse para desarrollar un buen trabajo y con esto incrementa su confianza en él. Otra de las peculiaridades esenciales de este género de dirección es que el líder reconoce el éxito del desempeño de sus colaboradores. Como su nombre lo dice, este género de dirección deja que sus colaboradores hagan su trabajo sin meterse en su desempeño.

Relevancia De La Dirección Administrativa

Planificar de manera estratégica los posibles conflictos que se logren generar en el desarrollo de ejecución de la planificación. Fortalecer los vínculos laborales por medio de la comunicación, generando una mayor compatibilidad en la ejecución de los procesos. Su actitud es efectiva y comprensiva, incluso apoya la educación y la capacitación si algún colaborador no tiene las herramientas necesarias con la intención de conservarlo, pero sin ceder su autoridad, en tanto que, aunque deja que los colaboradores opinen o se impliquen en el avance de proyectos, él es quien toma la resolución final. Es lo opuesto al autocrático ya que aquí todos y cada uno de los colaboradores se involucran con la dirección.

El estilo de dirección adecuado puede marcar una gran diferencia en el desempeño empresarial. La forma en que se gestiona la organización y las relaciones que los directivos establecen con sus equipos permean el ámbito de trabajo, influyen en la motivación laboral y, a la postre, determinan la eficiencia y la eficacia. El control administrativo evalúa el desempeño durante el proceso.Así como la dirección, el control administrativo es una función del desarrollo administrativo que consiste en la evaluación del rendimiento, esto es, en el cotejo de los resultados obtenidos a lo largo del proceso y las esperanzas que de esto se tenían. Esto implica la medición (y el diseño o la selección de tácticas de medición) de las variables, el levantamiento de información pertinente, la investigación interna y externa, entre otras metodologías afines. Se basa en los principios de la igualdad de ocasiones y de la solicitud masiva para tomar decisiones, sin sacrificar por este motivo la estructura jerárquica de la organización.