Saltar al contenido

Variables Cuantitativas Continuas Ejemplos

Señalar otros ejemplos de diferentes tipos de cambiantes estadísticas. Una variable cuantitativa es aquella variable estadística que, en contraste a la cualitativa, puede expresarse a través de cifras. Por esta razón, puede analizarse con métodos estadísticos. La primordial diferencia entre variable cualitativa y cuantitativa es que la primera representa una cualidad del sujeto u objeto que puede expresarse mediante expresiones. Al trabajar con variables continuas, se da importancia a los límites, bien sea mínimo o máximo, y de igual manera un margen de error. Instaurando esta disposición, es viable conocer los alcances y es viable el aprovechamiento del término de variable continua para una extensa variedad de trabajos estadísticos.

Cada una de estas especificaciones estudiadas se llama variable estadística. Si bien este es el concepto que vamos a usar, también reciben el nombre de carácter estadístico. Se considera que una variable azarosa continua está definida absolutamente al saber todos los valores que ella puede asumir y la probabilidad de suceder que tiene cada uno. Si x es una variable aleatoria continua y pretendemos saber la distribución de probabilidad, es imposible aplicar la función de posibilidad de variables prudentes por el hecho de que acepta muchos valores. Entonces la probabilidad socia a cada uno de los valores prácticamente resulta nula y la función de distribución debe ser continua.

Formatos Libres

Para hacer cálculos con una variable continua, usaremos el punto medio de cada intervalo, al que llamaremos marca de clase. Observemos las diferencias entre las variables cuantitativas y cualitativas. Las variables cualitativas son aquellas que expresan peculiaridades o características, y no tienen la posibilidad de ser medidas con números. Por otra parte, las cambiantes cuantitativas, son aquellas que se manifiestan a través de un número, por consiguiente, se puede efectuar operaciones aritméticas con ellas.

Cabe señalar, además de esto, que las cambiantes cuantitativas son concretas o exactas. Esto, a diferencia de las cambiantes cualitativas que tienden a ser mucho más relativas. Dicho esto, es conveniente aclarar que a las variables cualitativas asimismo se les puede asignar un valor. Por poner un ejemplo, imaginemos una base de datos donde a la gente nacionales se les asigna, para su clasificación, el número 1, al tiempo que, a los extranjeros, por exactamente el mismo fundamento, se les asigna el número O.